ENTRADAS ABONOS

Visita guiada a una sesión de BDSM Nº 26

2020

6 y 30 de diciembre, 2020.

Información

Dirección
Vladimir Tzekov
Producción
Duración
50 min
Lugar
#AbadíaConfinada
VENTA DE ENTRADAS FINALIZADA

Sobre la obra

Este espectáculo digital y no contagioso forma parte del PAAR (Práctica Artística AntiRealista) Nº1: Dominio Público, un proyecto que el colectivo Vladimir Tzekov viene desarrollando desde hace varios años y que incluye distintas acciones performativas y un canal en YouTube del mismo nombre. En este caso, os traemos una experiencia virtual, colectiva e iniciática diseñada especialmente en colaboración con La Abadía para estos tiempos de confinamiento, cambios e intimidad.

¿Qué tienen en común una práctica escénica y una sesión de BDSM?¿Son compatibles? Si en ambas situaciones tenemos alguien que ejerce el poder y alguien que lo soporta ¿cuál de los dos consensos es de mayor calidad? ¿Cómo podemos resistir con nuestros cuerpos a la despoetización generalizada del mundo?¿Cómo declarar la mayoría de edad sobre ellos sin recurrir a una racionalidad kantiana castrante?¿Cómo escapar a la mediocre Realidad establecida que nos rodea?¿Cómo rechazarla en tanto que nuestra única y patética oportunidad para el placer? ¿Cómo involucrar a nuestro cerebro en nuestras orgías?

Queremos dominaros solo cuando tengamos vuestra confianza, pero no para hacer nada que esté en contra de vuestra voluntad, sino para jugar a saber mejor que vosotrxs que es lo que queréis. Para colaborar en la destrucción de la fe en el Individuo, la que promulga la más peligrosa de las mentiras, la de que cada unx sabe lo que quiere. Es tremendamente liberador comprobar que alguien sabe mejor que tú lo que quieres en un momento dado porque te da el permiso de ser falible en los juicios que se refieren a ti mismx. En la muerte de la identidad, tras la muerte del autor interior de nuestras vidas, la anulación de nuestra voluntad es la única forma absoluta en tanto que poética de hacer desaparecer toda nuestra identidad, de des-identificarnos, de des-conocernos cada vez más. Y así poder sorprendernos a nosotrxs mismxs

Por otro lado, ceder nuestra voluntad es algo que hacemos de manera constante, más allá de puritanismos éticos que interpreten al rol dominante siempre como opresor, todxs disfrutamos de ofrecer nuestra voluntad a unx dominante que se lo merece, siempre necesitaremos seguir las directrices de personas dominantes allá donde reine nuestra ignorancia.

Espectáculo recomendado a partir de 18 años.

Ficha artística

Dramaturgia e interpretación: Manuel Bonillo

Coreografía y movimiento: Jota Altuna

Espacio sonoro: Jhana Beat

Producción: LAE Vladimir Tzekov

Con el apoyo de