ENTRADAS ABONOS

10 & 10 presenta su ‘aSÍ habló Zarathustra’ en La Abadía

La compañía 10 & 10 revisita a Nietzsche, a partir de un texto de los hermanos Bazo en una propuesta que aúna palabra y movimiento

El próximo 23 de mayo, el Teatro de La Abadía recibe la propuesta de 10 & 10 Narváez, Runde, Sanz, la compañía formada por Inés Narváez, Mónica Runde y Elisa Sanz. Las tres conforman la dramaturgia junto a los hermanos Quique y Yeray Bazo (QY Bazo) para llevar a escena la mítica obra del filósofo alemán que ellas rebautizan como aSÍ habló Zarathustra. Una afirmación rotunda, un SÍ a la vida que se manifiesta en el escenario a través del movimiento como herramienta y a través de la palabra. La función se podrá ver en la sala Juan de la Cruz hasta el 26 de mayo, cuatro únicos días para una propuesta que coincide con la celebración de los 35 años de la compañía.

Juan Mayorga comenzaba la presentación del espectáculo afirmando “el firme compromiso de La Abadía con la danza, que viene de lejos y estamos muy contentos de recibir este espectáculo que de algún modo recoge el envío de un importante pensador que dijo de sí mismo ‘no soy un hombre, soy dinamita’, se atribuyó haber dividido la historia de la filosofía y la historia de la humanidad en dos mitades, y también dijo ‘no creer en un dios que no supiera danzar'”. Además, reiteraba la valentía de una compañía, como 10&10 de enfrentarse a las ideas, contraideas e imágenes de Nietzsche en esta propuesta escénica.

A continuación tomaba la palabra Mónica Runde para hablar del origen del espectáculo: “Esto comienza en 2017 en un laboratorio de ETC que dirigía Julián Fuentes Reta en la Sala Cuarta Pared y allí estaban los hermanos Bazo cuando me dijeron que tenían una idea buenísima, la de llevar Así habló Zarathustra a escena’. Sin embargo, no sería hasta más tarde, en Precipitados cuando decidieron dar el paso. Yeray Bazo, uno de los responsables de la dramaturgia, aclaraba que “no tenía una idea muy clara. Simplemente, me vino esa imagen del enigma en Zaratustra en la que al pastor se le queda atragantada una serpiente negra; esa serpiente es el eterno retorno. Esa imagen es muy sugerente y con ella fui a ellas tres y me dijeron que sí”. Además, añadía que, “si bien la danza parecía el camino más natural y evidente, lo hemos llevado más hacia la incorporación de Nietzsche, es decir, hacia cómo el cuerpo es el lugar para experimentar los conceptos que tanto defendía el filósofo”.

José Luis Sendarrubias y Elisa Sanz | Foto: Sergio Parra

Quique Bazo, por su parte, sumaba la incorporación de este concepto nietzscheano del eterno retorno a la propuesta. De hecho, “el mayor reto fue encontrar el contendedor dramatúrgico para llevar a escena ese concepto y lo conseguimos con esa estructura repetitiva y circular gracias a la cual pasamos varias veces por algunos leit motiv, pero nunca son iguales. Así es como ellas han construido una trasposición muy efectiva y estética de lo que reflexiona Nietzsche’.

Para Inés Narváez, una de las creadoras de la propuesta “pasar ese texto filosófico al cuerpo, al espacio, a las texturas” ha formado parte del proceso creativo. “Las transformaciones de camello a león, de este al niño y del niño al superhombre, nos parecían partes muy sugerentes del filósofo. Buscábamos que los cuerpos no estuvieran anclados, sino que reflexionaran y no solo danzaran” ha concluido Narváez.

Por último, Elisa Sanz cerraba la intervención sobre aquello que se han llevado del proceso de creación y sobre qué huella quieren dejar con el espectáculo: “Ha habido un trabajo sobre cómo reflexionar en la actualidad sobre lo que sugiere Nietzsche. ¿Quiénes son los que nos oprimen? ¿Quién es el león? ¿Qué hace el león hoy? Es decir, los textos están llevados a la reflexión desde el hoy, desde el nosotras, el nosotros hacia el público y plantea cómo llegar a ser mejores personas”.

Sobre aSÍ habló Zarathustra

“Que nos pierda el día que no hayamos bailado ni una vez”, Nietzsche. SÍ a la vida. SÍ a rugir. SÍ a liberarnos de la carga. No somos bailarines, pero decimos SÍ a bailar. No somos actores, pero decimos SÍ al texto. No somos performers, pero SÍ hay acontecimiento. Y cuando hemos dicho SÍ a ser camellos, leones, dragones y niños, ha llegado el momento de empezar de nuevo, pero siendo otros, transformados, sin fin.

Sobre 10&10

La compañía, fundada en Madrid en 1989 como 10 & 10 danza, cumple 35 años de creación. A lo largo de este tiempo, su nomenclatura y sus maneras de crear, estética y forma de presentación de sus trabajos han ido evolucionando hasta hoy, dejando por el camino el apellido danza.

Desde el año 2018 está dirigida por tres mujeres de tres generaciones. Inés Narváez Arróspide, cocreadora de todas las producciones de 10 & 10 del 2015 hasta hoy, y Elisa Sanz que ha realizado escenografías y vestuarios de 10 & 10 desde el año 1999. Junto a Mónica Runde son actualmente las directoras artísticas y trabajan en dramaturgias visuales que generan diversos planos de creación donde ninguno de ellos es más importante que el otro y donde el origen de la creación puede encontrarse en cualquiera de ellos. En sus trabajos las fronteras entre disciplinas se han disuelto, siendo las tres directoras artísticas, coreógrafas, escenógrafas, dramaturgas, generadoras de ideas y creadoras de vestuarios, video-escena y espacios sonoros.

10 & 10 a lo largo de sus más de 30 años ha realizado coproducciones con entidades públicas y privadas en Francia, Alemania (OFFTAT Frankfurt), Brasil, México, Costa Rica, Estados Unidos y España y ha actuado y realizado instalaciones y performances en Europa, Asia, América y Africa en Teatros y Festivales emblemáticos en la difusión de la danza contemporánea, las Artes Vivas y las instalaciones plásticas. 10 & 10 es Premio Nacional de Danza año 2000 (España). Mónica Runde es Premio Nacional de Danza 2004 (Costa Rica), Premio Cultura Danza de la Comunidad de Madrid 2011, mejor producción de la ADE, etc. Elisa Sanz es ganadora de 8 premios MAX de escenografía y/o vestuario y diversos premios FETEN entre otros

Con el apoyo de

Proyecto digital desarrollado por

La Abadía forma parte de la red de Teatros Verdes de Iberdrola.

Proyecto de inversión en infraestructura financiado por:

SUSCRÍBETE